Ir a contenido
ROMPIENDO EL SILENCIO

ROMPIENDO EL SILENCIO

¿Han visto muchas veces en los semáforos o a orilla de carretera gente con el celular metido dentro del casco? , ¿Tal vez orillados hablando por el altavoz?, eso cuando no es que van manejando con una mano y sosteniendo con la otra el celular a gritos para que los escuchen. Este tipo de situaciones son incómodas y muchas veces peligrosas. Hoy más que nunca estar comunicado es fundamental, tanto para actividades laborales, sociales e incluso por seguridad.

Los intercomunicadores son una  solución perfecta para este problema, y que además traen muchísimas más características que pueden beneficiar y hacer más cómodos nuestros desplazamientos tanto en la ciudad como en la carretera.

En el mercado encontramos muchas marcas, y una amplia gama de precios y características. Solo para hablar por el teléfono, conexión con el copiloto, integrarse con el GPS, escuchar música, hablar moto a moto y los más avanzados para conversaciones de más de 4 personas a la vez. Se me hace extraño sin embargo, que en los círculos de motociclistas que a veces frecuento hay gente reacia a este tipo de productos. Algunos dicen que no quieren hablar con nadie, que en la moto es donde pueden no hablar con la mujer y para que darle el chance, o que para qué escuchar música. La verdad es que esta percepción cambia rápidamente una vez ellos mismos prueban estas tecnologías. Inmediatamente viene a la cabeza la pregunta “¿Cómo hice para montar todo este tiempo sin este súper producto?”

Inmediatamente viene a la cabeza la pregunta “¿Cómo hice para montar todo este tiempo sin este súper producto?”

Obviamente la experiencia depende mucho del tipo de producto que estés utilizando, sobre todo en un mercado donde encuentras unidades chinas desde $60.000 el par – no recomendadas pero cada quien decide – hasta equipos de 2 km de alcance por $1.100.000 el par.

No hay nada más aburridor que hacer señas a tus compañeros de rodada – y lo frustrante que es cuando no funcionan – , tan aburridor como girar la cabeza, abrir el visor y gritar al parrillero para que simplemente no te escuche o peor, no te entienda – ¿qué, qué? – Situaciones fáciles de solucionar con un intercomunicador y tan útiles para dar ayudas prácticas, como estar tanqueando mientras que copiloto te dice los sabores de las papitas disponibles en el mercadito de la bomba, avisar si hay un radar en la vía, contestar una llamada de un amigo con problemas, o esperar afuera de un hotel mientras te dan indicaciones si quedarse o si es mejor buscar otro lugar para dormir.

Para la intercomunicación moto a moto es posible requerir de unidades más robustas, 700 mt a 2 km – el rango más grande que hay en intercomunicadores Bluetooth – , con estas distancias tus compañeros de viaje te puedes dar indicaciones de adelantamientos, de irregularidades en la carretera o simplemente conversar durante el camino.

Entonces ¿que comprar?

La gente me pregunta mucho cual intercomunicador recomiendo, siempre me dicen “hay unos chinos muy económicos” – siempre, siempre me dicen – “meterle tanto dinero no justifica” y un sinfín de comentarios que buscan siempre gastarse la menor cantidad de dinero posible.  Mi respuesta es la siguiente: “el que compra barato paga doble”, he tenido ver que se varan por repuestos o soporte técnico, que no revisan la calidad del producto que están comprando y acaban con un producto de baja calidad y comprando uno nuevo más adelante. No es una apología a que lo caro es bueno, es más una invitación a realizar compras inteligentes, a informarse y comprar cosas buenas.

…el que compra barato paga doble.

Mi sugerencia, compre uno de marca reconocida, uno que la gente conozca y del que se hable bien, busque reseñas online, pregunte a sus amigos y tome su propia decisión. Busque que tenga la respaldo oficial de la marca en Colombia porque  aunque en Estados Unidos pueden ser más económicos, no hay quien te de una garantía en caso de necesitarla. Después de saber si tienen o no respaldo mire las características, especialmente la facilidad de manejo, que se ajuste a sus necesidades, si lo necesita con Radio FM, conexión a GPS, solo piloto copiloto, si es para conectarse moto a moto o si lo necesita para hacer conferencia dentro de su grupo.

Nosotros utilizamos en la actualidad Sena Bluetooth SMH5 y 20S disponibles en www.senabt.co por varias razones. La primera es la facilidad de uso. La perilla circular es increíblemente fácil de usar con guantes – incluso con los más abultados guantes de invierno – su sistema de 2 botones es intuitivo y fácil de usar, y se integra de manera fácil con los sistemas operativos de los celulares modernos – por ejemplo SIRI es una maravilla  si tienes un buen plan de datos – además vienen con software actualizable que brindan cada vez más funcionalidades sin hacer compras adicionales y para rematar tienen la opción de conectarse con intercomunicadores de muchas otras marcas.

El mercado de intercomunicadores es bastante amplio y hay muchas ofertas para todos pero si aún tiene dudas, no dude en preguntarme.

Mono

Artículo anterior RIDING THE BEAST: SUPER DUKE R