Ir a contenido
LAS 6 COSAS QUE APRENDÍ MONTANDO SOLO

LAS 6 COSAS QUE APRENDÍ MONTANDO SOLO

Rompiendo paradigmas

No es un misterio que una de las reglas básicas de viajar en moto es no montar en moto solo. Al igual que el buceo, a pesar de todas las precauciones que tomemos, puede resultar peligroso y siempre es bueno tener una mano amiga para darte ayuda inmediata de ser necesario.

Pero, ¿alguna vez han salido de paseo solos? No estoy hablando de montar en moto en las curvas locales o para ir al trabajo, tampoco de parar por un café en nuestro lugar favorito; estoy hablando de ir de viaje por un par de días solo, a un lugar distante donde la ayuda inmediata no está a una llamada por celular y 15 minutos de espera.

Pasear solo es una de mis actividades favoritas, que trasciende incluso, las barreras del turismo en motocicleta; sin embargo es en este ámbito donde puedes descubrir muchas más cosas acerca de ti mismo.

Estas son las 6 cosas que he aprendido viajando sólo:

  • Conoces tu ritmo real

Viajar en grupo conlleva la presión social de mantener el paso, aumentar o disminuir la velocidad para mantener unida a la manada, lo cual nos lleva a no siempre seguir nuestro propio ritmo, lo cual a su vez hace un poco menos divertido el viaje. Conseguir amigos con ritmos similares ayuda, pero no siempre es posible.

Grupos de más de 4 motos, casi siempre resultan en grupos separados.

  • Puedes ser igual de cuidadoso, pero tomas mejores decisiones

Con el siempre presente riesgo de una eventualidad, tu mente tiende a ser más precavido sobre las decisiones que toma; “¿ese camino destapado poco transitado? Mmmm de pronto la próxima vez”. Esto no significa sin embargo que dejes de disfrutar el paseo ya que volviendo al primer aprendizaje, siempre estás en el ritmo perfecto que te gusta para montar.

“¿ese camino destapado poco transitado? Mmmm de pronto la próxima vez”

  • Cuando las cosas se ponen difíciles, siempre puedes dar un poco más

Por allá en el 2008 hice mi primer viaje largo en moto, el destino, a conocer Barichara en el departamento de Santander. No tenía muy claro cuánto tiempo tardaría hacer los 500 kms, y tampoco conocía la carretera, y mi experiencia motociclista en el momento tampoco era la más avanzada. El viaje necesitó la mejor parte de 12 horas; de las cuales las últimas 2 resultaron ser en la noche. Aún estando exhausto, baje un poco el ritmo y me forcé a no entrar en desespero y simplemente empujar hasta la llegada. Saben qué? llegué, y fue uno de los mejores sentimientos de logro que había tenido en mi vida. Lo logré.

  • Disfrutas más del paisaje

¿Quieres parar en este restaurante que no conoces?, o ¿simplemente tomarte una foto frente a las bellas montañas que estas recorriendo esta vez?  Sin un grupo debatir socialmente donde parar, cuanto tiempo demorarte, si la foto vale o no la pena; o quien está cansado y quiere llegar ya; disfrutar del paisaje es mucho más fácil, tu pones las reglas y decides que hacer.

  • Viajas “más” rápido

¿Has llegado a la estación de gasolina con otras 6 motos? Rápidamente la parada a repostar se ha convertido en una reunión social rápida; los cascos se quitan, salen celulares; una de las chicas tiene sed y la parada de 5 minutos se ha convertido en una parada no oficial en un lugar mejor conocido por nunca tener baños limpios.

Además hay una fila de carros esperando que acabemos.

  •  Eres más consiente de todo lo que haces

Viajar en grupo es y será para mí, una de las actividades más divertidas que hay para realizar en moto. Pero al viajar solo estás pendiente de tu moto y de ti; puedes poner algo de música – tema de debate que tocaremos en otro artículo – o simplemente escuchar los sonidos de la carretera y tu moto; sin embargo en ambos casos tendrás la oportunidad de mirar con detenimiento como estas tomando las curvas, como estas acelerando y frenando, como consumes más combustible o como hacer del viaje más cómodo. Estos pequeños experimentos te convertirán en un mejor piloto y te darán un acercamiento único con tu moto, convirtiendo a su vez toda la experiencia mucho más agradable.

Estas son algunas de las cosas que he aprendido al enfrentarme a un paseo largo en moto solo,  y esto sin hablar de los beneficios sicológicos de tomarse un tiempo propio y darse unas vacaciones de las demás personas. ¿Han tenido experiencias similares? ¿Qué han aprendido viajando solos #enmoto?

Artículo anterior RIDING THE BEAST: SUPER DUKE R