Ir a contenido

LA AVENTURA AHORA ES NARANJA

Nos tomamos el oriente antioqueño con la KTM 1190 Adventure y Adventure R; no para analizar sus diferencias, sino para entender por qué ha sido catalogada como la mejor moto de aventura actual por múltiples publicaciones, y si su ADN naranja no sería demasiado extremo para el “aventurero casual” que encontramos en la categoría.

El padre de la aventura ya tiene la moto para hacerse valer.

KTM (Kraftfahrzeug Trunkenpolz Mattighofen) es un fabricante de motocicletas austriaco, formado en 1992 pero que puede rastrear sus orígenes hasta 1934 y es principalmente conocido por sus motos de offroad. KTM comenzó en el mundo deportivo con el motocross, pero goza de ser exitosa en múltiples categorías y carreras prestigiosas como el Rally Dakar (antes Paris – Dakar).

Partiendo del ADN de la marca, la competencia, la excelencia en el offroad y utilizar siempre los mejores componentes, KTM nos brinda la evolución de su última moto para el Turismo de Aventura en la KTM 1190 Adventure, una moto del siglo XXI que no pierde nada del pedigrí al que estamos acostumbrados en la casa naranja.

La nueva Adventure viene en 2 versiones, la KTM 1190 Adventure de quien les hablará el Mono y la Adventure R, la moto que pude disfrutar este fin de semana. Mis primeras impresiones de la moto son lo que esperaría de una moto de 150hp de potencia con control de tracción, modos de potencia y ABS en un paquete de 235 kilos llena. Una moto competente y que me mantendrá seguro.  Una vez abierto el acelerador la impresión cambia. Pura emoción. Las cifras y especificaciones técnicas se desvanecen con la velocidad que logras cambiar de marcha y cuando estas en segunda te has dado cuenta que es una moto que más que funcionar, enamora; que puedes tomar las curvas tan tranquilo o agresivamente como quieras; que puedes entrar en la curva con una potente frenada tardía, o incluso hacer un wheelie en tercera. Esta moto casi te da super poderes.

Una vez abierto el acelerador la impresión cambia. Pura emoción.

La KTM es una moto que invita a ir un poco más rápido, sintiéndote un poco más seguro al hacerlo. Sus poderosos frenos Brembo tienen todo para responder a las velocidades y aceleraciones exorbitantes a las que la moto puede llevarte si te animas más de la cuenta con el acelerador. La suspensión WP absorberá cada uno de los golpes que tenga la vía, pero mantendrá su rigidez en la conducción más deportiva. Un manilar amplio para una postura de conducción cómoda y bastante apropiada a la hora de ponerse de pie en el terreno destapado. Su asiento alto de 890 mm – y recordemos que mis 1.90 mts de altura están un poco por encima del promedio –  puede resultar un poco intimidante en maniobras de baja velocidad, pero su bajo peso lo compensa perfectamente.

El Mono, quien por su parte intentaba hacer una prueba objetiva de la KTM 1190 Adventure, sin la R, y yo partimos hacia el oriente antioqueño para probar la moto en varios escenarios, velocidades de autopista, carreteras secundarias y uno que otro camino destapado. Podrán ver más de la ruta que escogimos en el Piloto de EnMoto.TV que estará disponible pronto.

Mi impresión de la moto es fantástica; una moto que te invita a divertirte en cualquier momento, capaz de responder apropiadamente en cualquiera de sus 4 modos de potencia, que en su modo Sport, se convierte en un animal salvaje que consistentemente te sorprenderá con todo lo que puede hacer, te mantiene a salvo en su modo Rain y entretenido en la tierra en su modo Offroad . Una moto capaz de afrontar las rutas destapadas más complicadas de manera cómoda para su piloto. Mi único comentario negativo de la moto es que es un poco caliente entre las piernas, pero lejos de ser un problema.

Si tuviera que decirlo, la KTM 1190 Adventure R podría ser la mejor moto de la categoría en este momento, pero aún no puedo decirlo, no sin probar la nueva BMW R1200GS  y la actualizada Yamaha Super Tenere, pero lo que sí puedo decir es que hay pocas cosas que le falten a esta moto y que igualarla, será muy difícil.

…lo que sí puedo decir es que hay pocas cosas que le falten a esta moto y que igualarla, será muy difícil.

Fotos cortesía de la Productora Ocho y Medio

Artículo anterior RIDING THE BEAST: SUPER DUKE R