Ir a contenido
CAMINO A: MOMPOX, LA ISLA COLONIAL

CAMINO A: MOMPOX, LA ISLA COLONIAL

Llego esa época del año para llevar a cabo un buen paseo, técnicamente es temporada alta, sin embargo no se compara para nada con el flujo de visitantes que encuentras en diciembre o enero, o en un fin de semana feriado convencional. Tomo mi maleta, organizo la moto y emprendo la ruta a Mompox.

Santa Cruz de Mompox es un pueblo en el norte del país, en el departamento de Bolivar, que ha mantenido su carácter colonial. Situado en una isla en el río magdalena, donde se une con el rio Cauca a unos 249 km de Cartagena y unos 600 km de Medellín. Es un pueblo que depende del turismo, de la pesca y de la ganadería. Históricamente Mompox cuenta con una relevancia adicional siendo el primer lugar de Colombia en declarar independencia de España, con las palabras de Simón Bolivar “Si a Caracas debo la vida, a Mompos debo la gloria” en una estatua situada cerca al parque central. Simón Bolivar llegó a Mompox en 1812 y reclutó casi a 400 hombres, quienes formaron la base del ejército que finalmente le dio la victoria en Caracas.

Si a Caracas debo la vida, a Mompos debo la gloria

El trayecto a Mompox desde Medellín no es difícil, pero ciertamente tampoco es corto; 560 km hasta Magangué donde tomas el ferry que te ayudará a cruzar el Magdalena en 30 minutos, y otros 40 km para finalmente llegar al pueblo.  La salida es bastante conocida, aunque mi parada inicial no es tan cercana como lo haría El Mono. Normalmente mi parada se extiende hasta Yarumal para desayunar arepa gigante en Mina Vieja y cruzar rápidamente el frio extremo que se siente en los Llanos de Cuivá – que entre las 5 y 6 am te permitirán ver un hermoso amanecer seguido de nubes dentro de las montañas, y un frío que tus dedos no apreciarán – para finalmente descender Ventanas hasta Puerto Valdivia – tanquear – y seguir el resto del camino con el calor característico de la zona.

Si tienes suerte y un buen ritmo – no te tienes que matar – puedes estar llegando a Planeta Rica en alrededor de las 5 horas, tomarte un jugo natural y un merecido descanso mientras llegas al almuerzo en Sincelejo . El tramo Sincelejo, Magangué, 93 km te tomará alrededor de una hora en una vía mucho más solitaria que la Panaméricana y donde el paisaje verde de Antioquia y Córdoba, cambia por un tono amarillento del Bolívar en esta zona actualmente azotada por la sequía.

Los ferrys tienen horarios entre semana y fines de semana, sin embargo rara vez los cumplen y es por eso que en esta ocasión la espera fue de alrededor de 2 horas y media en el calor infernal que hace en Magangué.

Los problemas logísticos para viajar a Mompox son la razón principal por la cual mucha gente se abstiene de ir, es un viaje extenso que depende de un momento de verdad. Cruzar el Magdalena en el ferry y su horario de funcionamiento. Actualmente operan 2 ferrys en el río, el grande y el chiquito, con capacidad de llevar carros, buses, camiones y motos además de pequeñas barcazas que llevarán la moto en solitario. Ahora el Magdalena es un imponente río y aunque podrías cruzar en una de las barcazas en el momento que llegas por $15.000, esperar al ferry es la mejor apuesta. Los ferrys tienen horarios entre semana y fines de semana, sin embargo rara vez los cumplen y es por eso que en esta ocasión la espera fue de alrededor de 2 horas y media en el calor infernal que hace en Magangué.

Para este paseo probamos tanto el AGV Strada, y tuvimos mucho tiempo para probar el Sena 20S, ambos con favorables resultados. El AGV es un casco liviano, aunque más pesado que el ax8 dual, sin embargo mucho más fresco por sus amplias tomas de aire en la cabeza y el mentón, aunque esto genera un poco de ruido adicional. El visor oscuro interno fue de bastante utilidad en la alta luminosidad de las carreteras de la costa. Un casco cómodo, con espacios amplios para los parlantes del intercomunicador, recomendado para el turismo en carretera. El Sena 20S probó nuevamente la calidad de fabricación de Sena, duración de la batería excedió las 9 horas de uso, sonido claro y conciso y sin problemas de señal. El nuevo sistema de multitask de audio que permite escuchar música mientras hablas es interesante, aunque no de mi total agrado ya que a altas velocidades se activa con el viento. Ajustada la sensibilidad a través de su app para iOS mejora mucho, pero no es perfecto, aunque me parece que consume más batería con dicho sisetma activo.

El Sena 20S probó nuevamente la calidad de fabricación de Sena…

El ferry grande cuenta con servicio de tienda, lugares para sentarse y puedes caminar por la zona de parqueo para ver el río más de cerca; es una experiencia divertida y agradable y como siempre, la moto genera atención de los lugareños. El último tramo es una carretera de 40 km en dudosas condiciones, sin embargo se encuentra en proceso de pavimentación, lo cual facilitará este viaje en el futuro.

como siempre, la moto genera atención de los lugareños…

El hotel escogido para esta parte del viaje es Bioma, un hotel boutique al que hemos visitado en 2 ocasiones ya, posiblemente el mejor hotel de Mompox, ganador del premio Travelers’ Choice 2014, 2013 y 2012 de TripAdvisor. Un hotel atendido por sus propietarios, una pareja de Bogotá que siempre están dispuestos a ayudar. Bioma cuenta con una fresca piscina interior – especialmente apropiada para el calor de la ciudad – un Jacuzzi en la ciudad donde puedes ver los techos de la ciudad y las estrellas en la noche; y donde podrás disfrutar de un asado nocturno si deseas permanecer dentro del hotel para cenar. Wi-Fi, aire acondicionado y ventiladores, habitaciones espaciosas y televisores HD son otras de las comodidades con las que cuentas en este hotel.

Mompox es una ciudad colonial llena de pequeñas gemas que pueden no parecer muy especiales a primera vista, pero que hacen de la visita una experiencia única. Una caminata natural por la selva momposina con viaje en canoa incluido, caminar por el malecón a orillas del río, – actualmente en remodelación– un par de costeñitas frías en una de las bancas junto a las iguanas que ahí viven y comer el delicioso queso por capas o queso momposino son algunas de las cosas para hacer. Si lo que queremos es más delicias locales, el vino de corozo puede no ser el mejor vino del mundo pero su sabor dulce y alto contenido de alcohol logrará el efecto deseado en un santiamén, efectivamente ayudando con el calor.

El último recomendado sería El Fuerte de San Anselmo, un hermoso lugar en el malecón perfecto para tomarse un par de copas de vino o cerveza, acompañado de la mejor pizza de la región y su carismático propietario y chef, Walter. Walter Gürth, es un austríaco que lleva alrededor de 6 años en Colombia, llegó en su velero como parte de un viaje y se enamoró del país. Impregnado de la mentalidad relajada del costeño creó este restaurante y galería de arte y hoy brinda una de las mejores experiencias de la zona.

El Fuerte de San Anselmo un hermoso lugar en el malecón perfecto para tomarse un par de copas de vino o cerveza…

Mompox clasifica como uno de los destinos de aventura de este país, si bien la mayoría del viaje es por carretera pavimentada, el número de kilómetros, la cruzada en el ferry, y la posibilidad de salir por la vía a Aguachica y volver por Puerto Berrio, garantizará más de 40 km de destapado afirmado y un par de ferrys más pequeños para cruzar diferentes ríos.

Mompox los espera.

Artículo anterior RIDING THE BEAST: SUPER DUKE R