Ir a contenido
CAMINO A: LA VIEJA

CAMINO A: LA VIEJA

La semana había empezado lenta, se nos llegaba el puente y no teníamos idea que hacer. Queríamos algo de aventura pero queríamos hacer algo que no hubiéramos hecho antes. Me topé con Daniel Fernandez, el mismo del #versyschallenge, y le comenté sobre la posibilidad de viajar ese fin de semana; su respuesta: “yo voy, y nos vamos para La Vieja” , «esto lo tengo que grabar» pensé.

¡yo voy! y nos vamos para La Vieja

IMG_3593

Las rutas alternas que conocimos gracias a Daniel nos mostraron nuevos paisajes de este hermoso país

En este punto sabíamos que el destino era el eje cafetero, específicamente Quimbaya. Teníamos todo el sábado para llegar así que decidimos tomar la ruta larga para aprovechar las motos y de paso evitar los comunes radares de velocidad en la vía por Manizales. Al mejor estilo guerrero, optamos por no hacer reservaciones y buscar hospedaje una vez llegáramos al pueblo. La ruta ganadora fue Medellín, La Pintada, Supía, Anserma, Risaralda, La Virginia, Quimbaya. Y así sería el día. La ruta es espectacular. Una vez te desvías de la ruta a Manizales, y giras hacia Supía, las curvas, el paisaje y la misma carretera cambia, subiendo la montaña en un sinfín de curvas para llevarte al alto de Risaralda, que te dará la mejor vista de la zona. Es más larga, pero a su vez, mucho más agradable.

…acabaríamos llegando a las 8 pm a Quimbaya, desesperadamente buscando un hotel…

Con lo que no contábamos con que entre grabar el video, y la salida de Daniel casi a la 1 pm de Medellín acabaríamos llegando a las 8 pm a Quimbaya, desesperadamente buscando un hotel. La suerte nos sonrió, al quinto intento y gracias a trip advisor, cuando finalmente encontramos hospedaje en la finca hotel La Cascada, una agradable finca atendida por su propietaria con todas las comodidades como piscina, jacuzzi – aunque este estaba fuera de servicio – servicio de cocina y zonas comunes muy agradables. Las habitaciones limpias, cómodas y espaciosas. Nuestra única queja sería con los otros huéspedes quienes iniciaron una fuerte parranda, sin embargo esta acabó casi a las 11 pm, por lo cual no fue un mayor inconveniente.

hotelcascada

La Cascada es una finca hotel bastante cómoda y muy agradable para descansar

El domingo empezaría con un exquisito desayuno en el hotel – huevos revueltos para mi ¡gracias! -y organizar la logística de “La Vieja”. Como nos contaría Daniel, este viaje lo realizaba mucho con su padre, hace mucho tiempo. La Vieja, es un río en el departamento del Quindío, es un destino turístico habitual de Quimbaya, por su plan de todo el día – alrededor de 6 horas – que consiste en tomar una balsa fabricada en Guadua rio abajo por los alrededor de 16 kilómetros del río La Vieja, algunas secciones “rápidas” y otras profundas donde puedes saltar y nadar junto a la corriente. Hay muchos operadores de tours de este estilo, Balsaje Quimbaya fue nuestro seleccionado. El paseo está acentuado por pequeños detalles memorables, como la recogida donde estés en el tradicional Willys de la zona, y su pintoresco conductor, la cascada en la mitad del recorrido, o la parada a las orillas del río para comer fiambre en hoja de plátano y finalizar con el salto de 8 metros desde el puente. Todo esto por unos $60.000 por persona en balsas mínimo para 6 personas.

G0022881

El punto alto del trayecto, el baño natural bajo la cascada en el río La Vieja

El día resulto ser un éxito rotundo, que me recordó muchas vacaciones familiares de la infancia, comiendo mecato de la neverita, ahora tomando cervezas mientras veo el paisaje pasar, y mojando la ropa accidentalmente. Las risas fueron comunes durante el día mientras hablábamos de otros destinos épicos que quisiéramos hacer en moto. El punto alto del día sin embargo fue la cascada. Tras una caminata de 15 minutos te puedes bañar en una piscina natural y entrar a la cascada que cae de unos 30 metros de altura. Un plan muy concurrido, sin embargo para nada molesto. La cascada tiene un valor adicional de $2.000 por persona, que se utilizar para mantener el lugar y los “caminos” ya que se encuentra en propiedad privada. El sol se esconde mientras el Willys nos recoge para llevarnos nuevamente al hotel, donde pasaremos la última noche antes de volver a Medellín.

…la policía de carretera hizo presencia con sus radares de velocidad…

Ruta

Las rutas del paseo en Google Maps para que se peguen la pasadita.

En el retorno probamos una ruta diferente, también más larga, saliendo de Quimbaya, Santagueda, Arauca, Risaralda, Supia, La Pintada, Medellín. Atravesamos Pereira con el fin de subir por el puente helicoidal, excelente para las motos, y finalizar en una ruta secundaría que nos llevaría a Risaralda, pero que en el proceso nos haría pasar por plena zona cafetera y hacer una escalada mucho más empinada a la montaña. Como era de esperarse, la policía de carretera hizo presencia con sus radares de velocidad, sin embargo, siempre estuvimos dentro del límite de velocidad, así que solo se llevaron nuestro cordial saludo. En general el paseo fue perfecto, pudimos probar las maletas Freedom Series de Mastech en una de las motos y ver su viabilidad para guardar equipo fotográfico, y aunque quedamos gratamente sorprendidos, aún faltan cosas para tener lista la moto cámara, de todas formas este es un proyecto de otra historia, para contar en otro momento.

Para más información del paseo a La Vieja, vean nuestro tercer episodio aquí

Artículo anterior RIDING THE BEAST: SUPER DUKE R